jueves, 8 de marzo de 2012

Mal tiempo - Escarcha


La mujer enorme logra encajar entre las dos rocas puntiagudas. Se acomoda el vestido tironeándolo hasta que el hombrecito grisaceo le extiende la mano y se lo pide.
Duda. Pero la belleza lo vale.
Se levanta entre quejidos y bamboleos, mira hacia todos lados, se lo saca y lo entrega.
Nuevo esfuerzo para entrar en el hueco entre las rocas. Escucha con atención la voz ronca y obedece.
Levanta los brazos, cruza las piernas pudorosa, cierra los ojos y aprieta con los dientes un mordillo hecho con hojas frescas que le acomodan en la boca. Hay un relleno de ramas en la nuca por si el tratamiento es demasiado y pierde la conciencia.
Ha sido advertida de todo esto, pero la belleza lo vale.
Se acercan dos sapos escuálidos, abren la boca en un ángulo llano y se adosan a los costados del enorme vientre y comienzan a succionar.
El grisaceo se rasca la barbilla mientras se limpia la baba que le escurre, disimuladamente.
Es tiempo de hambruna... mal tiempo.
Los resultados comienzan a ser notorios a los 3 minutos, ya logra ver su antigua figura perdida en la masa amorfa de grasa, goza con la transformación.
-Basta- intenta vocalizar por entre las ramas que tiene en la boca.
Los sapos enormes y gordos siguen con su tarea.
Escupe el mordillo y grita "Basta"
El grisaceo mira hacia la tierra, patea piedritas inquieto, incómodo. No estaba en sus planes, pero son malos tiempos. Los sapos lo miran de soslayo con los ojos a punto de reventar, esperando alguna señal.
-Basta-grita la mujer esquelética intentando sacar las ventosas de sus costillas.
El grisaceo retrocede de espaldas y se sienta en un promontorio, no levanta la mirada hasta escuchar el crujido de huesos. Regresa, levanta como puede los sapos y se los lleva, babeándose mientras los toca.
Es tiempo de hambruna... ¡mal tiempo para liposucciones naturistas!


Escarcha
Sombras

4 comentarios:

Enmascarado dijo...

Vaya escarcha, tenía curiosidad por leer tu cuento.
Como cabía esperar, lleva tu sello tenso y macabro hasta el final.
Muy bueno, por aquí, de niños nos asustaban con el "sacamantecas".
Este es casi profesional.
Besitos.

escarcha dijo...

gracias por compartir mi texto!!!

gracias enmascarado por tu comentario.

SALUDOS A TODOS

enletrasarte(Omar) dijo...

un disfrute, saludos

Reina dijo...

Vaya.... me dio miedo de sólo imaginarlo....