lunes, 28 de noviembre de 2011

Ojos de rana - Igor Rodtem


La bruja no solía abandonar su guarida, y menos a plena luz del día, pero debía salir urgentemente en busca de provisiones. El pequeño mequetrefe que solía hacerle los recados se había vuelto a equivocar. Aquel maldito aprendiz de estafador le había colado unos ojos de rana por los esenciales ojos de sapo, y sus últimos conjuros habían salido defectuosos. La princesa, que debería haber perdido su escultural belleza, se había convertido sin embargo en la sensación del reino merced a sus nueva habilidades atléticas, con sus espectaculares saltos y su capacidad natatoria. Y el antaño temible caballero oscuro, llamado a derrocar al cuasi-eterno rey, había desarrollado unos amorfos y horripilantes ojos saltones, mientras se pasaba el día embobado cazando moscas.

Igor Rodtem
Lo innombrable y yo

8 comentarios:

manuespada dijo...

Tu micro me ha recordado a Tiana y el sapo, estuve viéndola ayer con mi niño, y los príncipes se convierten en ranas porque un brujo les hace vudú. Muy chulo te ha quedado.

Rosa dijo...

Me ha gustado mucho, es un cuento con todos los ingredientes...

Besos desde el aire

Enmascarado dijo...

Genial, cada día cuesta más encontrar personal preparado e involucrado.
Saludos.

Sara Lew dijo...

Aunque ambos animalitos resultan parecidos, en una fórmula tan precisa como la de la bruja una confusión así puede causar estragos...
Me ha gustado mucho el cuento.

Un saludo.

Igor Rodtem dijo...

Gracias, Puck, por dejarme soltar mi rana en tu charca (es todo un honor), y gracias a los demás por vuestros comentarios.

Anita Dinamita dijo...

Qué cuentito tan genial!! Se lo tengo que contar a mis niños... oye, Puck ¿no publicarás un librito de la charca de las ranas?
Abrazos

Puck dijo...

Igor, gracias por traer a la charca a este bruja y su genial cuento

Anita, jeje... no lo había pensado, pero tomo nota :-)

Gracias a todos por saltar en la charca y compartir mi pasión por las ranas

Saludillos

Reina dijo...

Ver al caballero oscuro embobado cazando moscas es una imagen que más de uno no creyó ver jamás en su vida.... jaja
Genial...!!!
Felicitaciones Igor...!!!