lunes, 30 de abril de 2012

Los cuentos - Espido Freire

Llamó por él durante toda la noche, a gritos, pero el príncipe no regresó, y la rana saltó a la charca, rota en llanto, porque el día había llegado, alguien le había besado y su sapo de tantos años no volvería jamás


Espido Freire
Cuentos malvados.
Ed. Páginas de espuma

3 comentarios:

enletrasarte(Omar) dijo...

qué maldición!!
saludos

Lapislazuli dijo...

Muy bueno!!!abrazos

Reina dijo...

Qué triste...!!!
Pobre rana... ese sapo no la quería... de lo contrario se hubiera quedado... o se la hubiera llevado... :(
Un historia diferente en lo que respecta a estas ranas... muy buena... me gustó...!