lunes, 30 de enero de 2012

El príncipe infeliz - Nuria Rubio González



Nunca he sido feliz. Lo más parecido a la felicidad lo sentí cuando ella me tomó entre sus manos y posó delicadamente sus labios sobre mí. Entonces yo vivía en una solitaria charca, sin otro divertimento que saltar de piedra en piedra, sin otra compañía que la de los insectos -pobrecitos ellos- que me servían de sustento. Hoy habito un suntuoso palacio y son numerosas las personas que, solícitas, atienden todos mis deseos, todas mis necesidades. Pero, cuando ella me abraza y me besa, no siento nada, nada comparado a aquel escalofrío que sacudió mi verde cuerpecillo hace ya una eternidad...

Nuria Rubio González

10 comentarios:

Mar Horno dijo...

Nuria, qué alegría encontrarte aquí. Precioso micro para la charca de Puck. No hay nada como el enamoramiento, pero luego la convivencia en muy mala y lo mata todo. Un beso

Anita Dinamita dijo...

Traumático primer beso ¡me encanta!
Abrazos

Nuria RG dijo...

Hola, Mar. La alegría es mía al leer tu comentario.
Puk ha tenido la amabilidad de regalarme este rinconcito en su charca; tú calificas el micro de "precioso"... ¿Qué más puedo pedir?. Un beso.

Nuria RG dijo...

Anita, encantada de conocerte.
El primer beso siempre es inolvidable, para bien o mal.
Saludos afectuosos.

Rosa dijo...

Esta ranita ya no va a estar sola, en esta charca estará muy acompañada.
Me ha gustado este primer beso.

Besos desde el aire

Nuria RG dijo...

Rosa, esta ranita está ya en la mejor de las compañías: en la maravillosa charca de Puck, arropada por las palabras de Mar, Anita y las tuyas.

Gracias a todas. De corazón.

Saludos afectuosos.

Reina dijo...

El escalofrío del primer beso es incomparable...
Pero no sentir nada después, en tantos años, es triste... :(
Seguramente ella no era la correcta... era de las sólo buscan un príncipe.....

Nuria RG dijo...

Reina, he dotado a mi ranita de un corazoncito muy sensible y se ha quedado "tocada" por ese primer beso.
Gracias por tus palabras.
Saludos afectuosos.

Puck dijo...

Nuria, ha sido un placer tenerte en la charca y, ya sabes, en cuanto una rana se cruce por tus papeles... me la envías :-)

Gracias a todos por seguir ahí chapoteando con todas las ranas invitadas

croak, croak

Nuria R.G. dijo...

Puck, el placer ha sido mío.
Gracias por permitirme formar parte de esta gran familia de batracios.
Saludos afectuosos.