lunes, 14 de mayo de 2012

¿Sapo o rana? - Susana Pérez


De pequeñita me habían dicho que los mejores hombres salían de los sapos más feos. Yo lo creí. Mi  tía Inocencia, que ya toda la familia daba por solterona para toda la vida, me llevó con ella una tarde de verano al estanque que había por detrás de la casa de la abuela. Allí, buscando y buscando, y a punto de arriesgar su vida en aquel agua verde y podrida, se hizo con un sapo gordo y horrible. Cerró los ojos, puso los labios de morritos y le plantó un beso de película. A la mañana siguiente, la tía Inocencia era la comidilla del pueblo paseando por las calles de la mano de un galán de los que nunca se habían vistopor allí.

Han pasado muchos años desde entonces y demasiados hombres por mi vida... altos, bajos, guapos, feos,buenos, malos. Pero al parecer, todos los sapos me salen rana.



Susana Pérez
Aprendiz de Palabras

6 comentarios:

Enmascarado dijo...

Esto es algo más frecuente de lo que uno piensa.
Pero nada...a seguir besando, esto es como una lotería, si juegas te podrá tocar.

Saludos a ambas

Anita Dinamita dijo...

Entonces habrá que buscar otro tipo de sapos, los de la lengua más larga, por ejemplo ;)
Abrazos de rana

Yashira dijo...

Uy cómo me conozco yo esa historia, jajaja, mi vida también está llena de ranas, pero digo yo, ¿cómo lo consiguió la tía Inocencia? Tendrías que haberte quedado con el truco, por que nos vendría bien conocerlo. ¿O tú no lo has puesto en práctica tal cual te lo enseñó ella?

Esperemos más suerte con el próximo sapo, jaja.

Saludos desde mi mar,

Gabriel Bevilaqua dijo...

Puck, porque tus ranitas se lo merecen te he dejado un premio en mi blog, puedes pasarlo a buscar cuando quieras ;)

Saludos

Su dijo...

Qué bueno poder nadar ya en tu charca. Lo llevaba intentando un tiempo pero siempre me ahogaba, jeje. A partir de ahora a seguir croando... croak, croak...

Puck dijo...

Su, me encanta verte chapotear en la charca :-)

Gabriel, me ha encantado el regalo, mañana lunes respuesta en esta charca

Gracias a todos por estar ahí y seguir dando vida a la charca

croak, croak