jueves, 6 de febrero de 2014

Desengaño - Margarita Saona

 

Le tomó mucho tiempo convencerse de que, por más que lo besara, el príncipe seguía siendo un sapo.

Margarita Saona
Tiempo Perdido

1 comentario:

Miguel jiménez salvador dijo...

Peligra que aun así le acabe cogiendo cariño, je je.

Abrazos Puck.