jueves, 13 de septiembre de 2012

Homenaje a Emily Dickinson - Beatriz Alonso



Para tener un día feliz hace falta
perder la cuenta, regar las plantas,
cambiar el paso, besar un sapo.
Y si no tienes agua
te basta un cántaro.   

Beatriz Alonso
Cartas sin sellos

4 comentarios:

Beatriz AA dijo...

Hola Mar: feliz, feliz día.
Un beso
Bea

Puck dijo...

Beatriz, un placer tenerte en la charca. Si te encuentras más ranas por ahí... ya sabes dónde enviarlas

croak, croak

Puri dijo...

Un buen encantamiento, Beatriz. Me lo apunto para recitarlo en esos malos días que todos tenemos.

Beatriz AA dijo...

Hola Puri, gracias, sí, a veces hay que meterse en los charcos, como este de Puck.