jueves, 25 de abril de 2013

Una plaga - Cabopá


     Sapos, lagartijas y culebras ocuparon durante la noche su garganta, no fue una pesadilla; cuando despertó los escupió sobre las sábanas verdes.


Cabopá, ¡ay maricarmen!,

5 comentarios:

Cabopá dijo...

¡Muchas gracias, Mar!

Esta plaga está dando mucho de sí.

Besicos

Miguelángel Flores dijo...

Jejeje, este ya te lo había leído tiempo ha.

Un abrazo a compartir entre las dos. Pero bien gordo, eso sí.

Rosa dijo...

Es un nano que no se olvida...

Besos a anfitriona e invitada desde el aire

Puri dijo...

Impresionante!!! Y lo peor es que no fuera una pesadilla.
Abrazos

Puck dijo...

Cabopá, plagas como esta serán siempre bienvenidas en la charca jeje
croak, croak